Teoría y práctica de la información Audiovisual

La formación de la mentalidad sumisa

 

La formación de la mentalidad sumisa

 

Vicente Romano en este libro nos explica “que es más barato meter al guardia de la porra en las mentes que mantener un costoso aparato de represión”. Por tanto, la tarea ahora consiste en aprender las fórmulas empleadas para construir esa mentalidad sumisa.

El texto es de 1993 pero no por ello deja de tener total vigencia y actualidad, y las tretas empleadas por el mercado y los poderes de entonces siguen todavía vivas, conformando nuestras mentes. Nos enseña a esclarecer los mecanismos utilizados para abducir nuestra mente, bloqueándola  y conseguir imponernos el pensamiento de la sumisión.

A lo largo de esta lectura he podido descubrir como los medios de comunicación de masas consiguen someter ideológicamente a su audiencia, quien no reacciona ante temas tan importantes como la violencia, la humillación o la explotación; y, sin el menor respeto somos expuest@s a programas como El Gran Hermano o   “reality show” en el que los trabajadores de empresas de verdad decidirán a quién despedir para reducir costes en estos tiempos de crisis. La serie “Someone’s Gotta Go” (Alguien tiene que irse), en la que cada semana el empresario reunido con sus emplead@s, les comunicará quién va a ser despedid@. (El correodigital del 9 de abril).

También nos expresa cómo esta misma mentalidad sumisa es la que nos hace admitir que sigan existiendo monarquías y no nos cuestionemos su permanencia, como por ejemplo en noticias como la reciente inauguración de un centro de Alzheimer, donde se decía “Este centro es una iniciativa personal y solidaria de la propia reina española, que pretende establecer “la continuidad del compromiso de la Corona con la sociedad española”, según indicó Doña Sofía”. http://www.alzheimer.org.ve/leer.php/98   en la propia página del centro se hace alusión a ello, pero varios medios de comunicación nos lo comentaron de igual forma. En la página 58  Romano nos relata cómo el comentarista admira la “férrea disciplina” de la reina como si fuese ella la que tuviera que aguantar los ejercicios inútiles de los soldados.

Por último, comentar que ante la propuesta del profesor Ramón I. Correa de “repasar los archivos colgados” el que más curiosidad me produjo, como es natural, fue el que no se podía abrir, porque además el título inducía a su lectura: “La formación de la mentalidad sumisa” de Vicente Romano; de modo que lo busqué en la red y fue el primero que leí, y creo que es una lectura que no debemos dejar de hacer.

2 comentarios »

  1. Hola Carmen, he encontrado el libro (1200 pesetas) por casualidad haciendo limpieza en una balda del seminario de Filosofía de un instituto público de Bilbao… Después te he encontrado a ti. Me horroriza lo que en 1993 Vicente Romano dice sobre la escuela. Sin embargo, lo sé, y sé que es cierto desde hace mucho. Soy funcionaria sin estabilidad -chacha loca- desde 1997…Pertenezco a esa especie “privilegiada” de clase “currela” y de género “mujer con trabajo digno”.

    Me pregunto: ¿qué pasaría si en vez de temer por perder el estatus que te describo arriba, me propusiera un “quiero que me eches” para poder seguir paso por paso (y con coherencia en público) lo que dice Vicente Romano?

    Comentario por amaiafilo — noviembre 6, 2015 @ 6:58 pm | Responder

  2. Hola Amaia:
    Me alegra que hayas encontrado este libro y que la lectura de mi post te haya hecho plantearte algunas preguntas.
    La verdad es que no se trata de ser radical y obedecer al 100% ningún argumento. Las ideas están ahí y en nuestra mano está adoptar una posición crítica ante la realidad cotidiana y, sobre todo, tenemos que ser coherentes con nosotras mismas (ni con el público, ni con los autores, por supuesto).
    Dicho esto, no hay que olvidar que una sociedad democrática es aquella que pone al alcance de la ciudadanía los recursos necesarios para poder participar en la gestión de sus asuntos particulares, así como la que dispone de unos medios de información libres e imparciales. Sin embargo, encontramos que las industrias de la comunicación se convierten en instrumentos muy poderosos de dominio y sumisión. Se sitúan en un lugar privilegiado en la economía, la política y la cultura, utilizan unos mecanismos de manipulación que van dirigidos a los sentimientos, conforman nuestro pensamiento y las actitudes de la sociedad.
    En todos los aspectos de la representación humana podemos encontrar la influencia de las industrias del entretenimiento, por tanto, podemos afirmar que cumplen con su objetivo de someter a su audiencia a manipulación y la pasividad.
    Y termino, nuevamente, con una cita de Vicente Romano “La manipulación de las mentes es una guerra psicológica planificada, dirigida con conocimientos científicos, contra el desarrollo progresista, esto es, solidario y cooperativo, del ser humano, o lo que es lo mismo, contra el progreso social”(Romano, 2006, p. 135).
    Por tanto, creo que lo más importante es poder reconocer esa manipulación que, de forma sibilina, adoctrina nuestras mentes y nos hace pensar que somos libres para decidir, que somos dueñas de nuestro destino.
    Un saludo y feliz lectura.

    Comentario por Carmen Cantillo — noviembre 9, 2015 @ 12:08 am | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: